¿Qué es Hosting? Definición, tipos, funcionamiento y precios

Comenzaremos nuestra travesía por el mundo del hosting partiendo desde su definición más básica. El «hosting» o alojamiento web es un servicio fundamental en el ecosistema digital, que permite que tanto individuos como organizaciones puedan publicar un sitio web o página web en Internet.

¿Qué es Hosting?

El «hosting» o alojamiento web se refiere al servicio que proporciona espacio en Internet para los sitios web. Cuando creas un sitio web y quieres que otras personas puedan verlo, necesitas publicarlo (o «alojarlo») en un plan de Hosting.

Si no te ha quedado muy claro qué es hosting, podemos considerar el hosting como el hogar digital de un sitio web. Al igual que un hogar físico, debe ser seguro, accesible y capaz de acomodar todos los «muebles» (o en este caso, los datos).

El anfitrión de esta morada digital es una empresa proveedora de servicios de hosting, encargada de suministrar las tecnologías y servicios necesarios para que el sitio web se pueda visualizar en Internet. Los sitios web se almacenan en servidores especiales, que son simplemente computadoras potentes diseñadas para alojar y servir sitios web.

Cuando los usuarios de Internet desean visitar su sitio web, simplemente escriben la dirección del sitio en su navegador. Su ordenador se conectará con el servidor en el que está alojado su sitio web y las páginas web se entregarán a través del navegador.

Tipos de Hosting

El mundo del hosting es diverso y variado, con diferentes tipos de servicios de hosting que se adaptan a las necesidades específicas de cada sitio web. Vamos a profundizar en los tipos más comunes:

  1. Hosting compartido: Este es el equivalente digital de vivir en un apartamento con varios compañeros de cuarto. En el hosting compartido, múltiples sitios web comparten el mismo servidor y sus recursos, como la CPU, RAM y espacio en disco. Este es el tipo más económico de hosting y es una opción popular para los sitios web pequeños o de inicio. Sin embargo, debido al uso compartido de los recursos, puede haber problemas de rendimiento si uno de los sitios web usa demasiados recursos, en nuestro caso, cada cliente tiene limitados los recursos, por lo que en caso de sobreúso el resto de clientes que comparten servidor no ser verán afectados.
  2. Hosting VPS (Virtual Private Server): Este tipo de hosting es como vivir en un condominio. Aunque todavía compartes un edificio (servidor) con otros, tienes tu propia unidad con recursos dedicados. Ofrece un mayor control y mejor rendimiento que el hosting compartido, pero es más costoso.
  3. Hosting dedicado: Este es el equivalente digital de vivir en tu propia casa. Tienes un servidor completo para ti mismo, lo que ofrece el máximo control y rendimiento. Este tipo de hosting es ideal para sitios web con alto tráfico o con necesidades específicas, pero también es el más costoso.
  4. Hosting en la nube (Cloud Hosting): Este es como tener una casa en varios lugares al mismo tiempo. En lugar de estar en un solo servidor, tu sitio web se aloja en una red de servidores interconectados. Este tipo de hosting ofrece excelente rendimiento, escalabilidad (puedes ajustar tus recursos según la demanda) y mayor resistencia a los fallos (si un servidor falla, otro puede asumir la carga). Sin embargo, su costo puede variar mucho dependiendo del uso.

¿Cómo funciona el Hosting?

Para entender cómo funciona el hosting, podemos imaginarlo como el servicio de alquiler de una propiedad. Contratas un espacio en el servidor de una empresa de hosting y aquí puedes subir todos los archivos y datos necesarios para tu sitio web. Esto puede incluir código HTML, CSS y JavaScript, bases de datos, imágenes, vídeos y más.

Una vez que tu sitio web esté en el servidor, estará disponible para ser accedido desde cualquier lugar del mundo a través de Internet, al igual que una propiedad física estaría disponible para cualquier visitante.

La cantidad de espacio que obtienes en el servidor depende del tipo de plan de hosting que elijas. Los servidores están equipados con potentes ordenadores que están encendidos y conectados a Internet las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Esto garantiza que tu sitio web siempre esté accesible para tus visitantes.

¿Qué debo tener en cuenta al contratar un Hosting?

Cuando te embarcas en el viaje de contratar un servicio de hosting, hay varias cosas que debes tener en cuenta. Aquí están algunas de las más importantes:

  1. Flexibilidad y escalabilidad: Si planeas expandir tu sitio web en el futuro, querrás un proveedor de hosting que pueda crecer contigo. En HIT Closer ofrecemos servicios de hosting escalables y soluciones cloud de todo tipo.
  2. Espacio y ancho de banda: Dependiendo del tamaño y las necesidades de tu sitio web, necesitarás suficiente espacio para almacenar tus archivos y suficiente ancho de banda para manejar el tráfico. En HIT Closer no medimos el tráfico consumido y los planes de servicio cuentan con ancho de banda más que suficiente como para atender altas demandas de tráfico.
  3. Soporte al cliente: La calidad del soporte técnico es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta, el trato cordial, cercano y la posibilidad de que se resuelvan los problemas en poco tiempo da mucho valora a una empresa de hosting.
  4. Precio: El precio puede variar dependiendo del tipo de hosting y las características que elijas. Asegúrate de entender qué está incluido en el precio. Evita las empresas que ofrecen servicio gratis o por un precio demasiado bajo.
  5. Fiabilidad y tiempo de actividad: En el mundo del hosting, el tiempo de actividad es rey. Deseas que tu sitio web esté disponible todo el tiempo. Busca proveedores que ofrezcan un tiempo de actividad (uptime) del 99,9% o más.

Precio medio del servicio de Hosting

El costo de los servicios de hosting puede variar considerablemente dependiendo de muchos factores. A continuación se presenta un rango de precios aproximados:

  • El hosting compartido puede costar entre 5 € y 50 € al mes.
  • El hosting VPS puede oscilar entre 20 € y 80 € al mes.
  • El hosting dedicado puede costar desde 100 € hasta 400 € o más al mes.
  • El hosting en la nube puede variar desde 200 € hasta 800 € o más al mes, dependiendo del uso.

Estos son solo precios generales y pueden variar dependiendo de las funcionalidades de cada servicio o servidor. Algunos planes pueden ofrecer descuentos si pagas por un año o más por adelantado.

Además, es importante tener en cuenta que el precio inicial puede no incluir ciertas características o servicios, como certificados SSL, copias de seguridad, migraciones de sitios web y renovaciones de dominio. Nuestra filosofía es la de ser transparentes en cuanto a costes de servicio, nuestros precios de renovación de servicio son los mismos que los acordados durante la contratación del mismo. Además, incluimos servicio de copias de seguridad y certificados digitales Let`s Encrypt completamente gratuitos.

Conclusión

El hosting es uno de los pilares fundamentales de cualquier presencia en línea. Sin él, tu sitio web simplemente no podría existir en Internet. Escoger el servicio de hosting adecuado puede hacer una gran diferencia en el rendimiento, la seguridad y el éxito de tu sitio web.

Esperamos que esta guía te haya ayudado a entender mejor qué es el hosting, cómo funciona, qué tipos de hosting existen y qué debes tener en cuenta al contratar un servicio de hosting. Recuerda, que podemos ayudarte a la hora de elegir el servicio de hosting que mejor se adapte a las necesidades de tu proyecto en internet.

Valorar post
HIT Closer

HIT Closer

Compartir:

Holi!

Como buenos programadores, en HIT dominamos varios lenguajes. También el tuyo.